El país quiere un debate presidencial. Candidatos, politólogos y periodistas ya dijeron que sí les gustaría ver al presidente de la República Danilo Medina encontrarse cara a cara con otros aspirantes para que, en igualdad de condiciones, les digan a la población dominicana sus propuestas de gobierno.

A cuatro meses de las elecciones, se unen a este llamado nacional los usuarios de la red social Facebook quienes respondieron a la nota publicada en MetroRD “Debate: tendencia mundial, tabú local”, a favor de que se realice este “combate” de preguntas y respuestas entre diferentes fuerzas opositoras a través de los medios de comunicación.

“Los debates son el fundamento de un país democrático, por lo menos entre los candidatos más populares. Para saber qué programa tienen, su forma de actuar, etc”, afirma Stefano P. Ciotti, quien coincide con Rosabel Canaán al considerar importantes estos diálogos en un país civilizado y democrático.

Aunque la mayoría de las publicaciones están dirigidas a la realización de un debate a través de los medios masivos de comunicación, algunos como Javier Muñoz consideran que “ya el país está claro, Danilo cuatro años más”.  Dos usuarios, Benjamín Cedano Liriano y Sócrates Antonio Alcántara Acosta coinciden en citar la frase “quien no va al debate no merece mi voto”.

El politólogo Belarminio Ramírez define los debates electorales como “figuras del derecho electoral en un porcentaje importante de los países donde hay democracia institucionalizada”.

“La razón de ser de los debates es hacer de las campañas electorales una discusión racional sobre el futuro”, afirma Ramírez, quien también se refiere a que en el país la figura del debate, en el nivel de las candidaturas municipales, urge más que en el nivel presidencial “Mientras el debate no sea norma, siempre lo va a proponer el candidato que está en desventaja en las encuestas, y es de esperar que el candidato que se percibe ganador por sugerencia de sus propios colaboradores no tome en cuenta el emplazamiento”, resalta, no obstante.

La periodista Alicia Ortega también estaría dispuesta a participar en estos debates; no solo a moderar uno entre candidatos a la Presidencia, sino también entre aspirantes a cargos municipales y congresuales.  “Los debates son de mucha importancia y prácticamente obligatorios en muchos países.

Son una oportunidad para conocer más sobre las propuestas de los candidatos, pero también son un espacio para cuestionar dichas propuestas contrastándolas con la realidad”, afirma Ortega, también     vicepresidenta ejecutiva del Grupo Servicios Informativos Nacionales (SIN).

“En los debates los candidatos se ven en el deber de responder preguntas que preferirían obviar en la campaña electoral”, resalta.

Ya se había manifestado a favor los comunicadores Juan Bolívar Díaz y Roberto Cavada.

Luego de que el presidente Medina afirmara que el país no ha tenido un gobierno tan honesto como el que él preside, Max Puig, presidente del Partido Alianza Por la Democracia (APD) calificó esta declaración como una insolencia que deja de lado la gestión del profesor Juan Bosch.

El portavoz del Gobierno y director de Comunicación de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, ayer salió en defensa de Medina diciendo que su afirmación no incluye los siete meses del Gobierno de Bosch, también fundador (el 15 de diciembre de 1973) del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).