Hillary Clinton fue interrogada por el FBI durante tres horas y media por el uso de un servidor de correo electrónico privado, mientras era secretaria de Estado en el gobierno de Obama.

Clinton, quien dio voluntariamente la entrevista en la sede del FBI en Washington, estará dispuesta a llevar la investigación, que ya tiene un año, a su fin antes de las elecciones presidenciales de noviembre. A pesar de recibir el apoyo de cuatro de sus potenciales vicepresidentes el domingo, 3 de julio, sus críticos, incluyendo al candidato presidencial republicano Donald Trump, han puesto en duda la independencia de la investigación.

Kyle C. Kopko, profesor asistente de ciencias políticas en la Universidad de Elizabethtown, EE.UU., analiza los acontecimientos recientes.

¿Existe la posibilidad de que Clinton sea acusada?

Ciertamente, hay una posibilidad de que ella sea procesada por el uso de un servidor de correo electrónico privado mientras se desempeñaba como secretaria de Estado. Sin embargo, los detalles que se han hecho públicos acerca de la investigación parecen sugerir que ella no sabía que algunos de los materiales que recibió a través de su servidor de correo electrónico privado fueran objeto de clasificación.

A menos que Clinton supiera personalmente, o tuviera buenas razones para saber que esos correos electrónicos contenían información sensible, es poco probable que el FBI recomiende que sea acusada, especialmente teniendo en cuenta que ella es el candidata presidencial demócrata.
 
¿Qué tan perjudicial es el asunto del correo electrónico para la campaña de Clinton?

Es sin duda un problema que ha plagado a Clinton a través de las primarias. Dependiendo del informe final del FBI, es probable que la investigación sea utilizada en su contra por la campaña de Trump. Es sólo una cuestión de cuánto será Clinton criticada por el Departamento de Justicia por el uso del servidor de correo electrónico privado.

Ella fue apoyada por sus posibles compañeros de carrera. ¿Quiénes son?

Hay una serie de individuos que están siendo considerados como compañeros de carrera de Hillary Clinton. Las posibilidades incluyen a la senadora Elizabeth Warren, de Massachusetts, el senador Sherrod Brown, de Ohio, el senador Cory Booker de Nueva Jersey, el senador Tim Kaine de Virginia, el secretario de HUD Julián Castro, y el secretario del Trabajo, Tom Pérez.

¿Qué tan importante es la elección que hará?

Es una decisión importante. La selección de un compañero de carrera es la primera elección presidencial que hace un candidato, y envía una señal a los votantes en cuanto a sus valores como candidato presidencial cuando se selecciona el individuo que será el siguiente en línea para ser presidente. En relación con este punto, el vicepresidente podría convertirse en presidente en caso de que un presidente muera, quede incapacitado, renuncie o quede destituido.

¿Qué viene ahora?

Incluso si Clinton no es acusada por el Departamento de Justicia, sospecho que Donald Trump sacará esto a relucir a lo largo de la campaña para desafiar a Clinton como un ser deshonesto y secreto. Si eso afecta a las decisiones de los votantes eso queda por ver.

Kyle C. Kopko:

“Hay una posibilidad de que ella sea procesada por el uso de un servidor de correo electrónico privado mientras se desempeñaba como Secretaria de Estado”.