Provocador, polémico y, para muchos, abiertamente racista y misógino, Stephen Bannon, quien hasta hace poco era el director del controvertido portal Breitbart, será el estratega jefe y consejero principal de la administración de Donald Trump y el encargado de llevar a la Casa Blanca la voz de la llamada derecha alternativa estadounidense.

Bloomberg lo describe como “el hombre más peligroso de la vida política de Estados Unidos” y otros medios también le apodan el “Goebbels” de Trump.

Bannon, que fue el último jefe de campaña de Trump, llega al cargo aupado por el éxito de su portal de noticias, Breitbart, y su creciente influencia entre los ámbitos más conservadores.

La web se ha convertido en los últimos años en una de las principales plataformas mediáticas de la conocida como “alt-right”, la nueva derecha radical de Estados Unidos.