Con 69 mil personas que viven con VIH y 25 mil que desconocen que tienen esta enfermedad. Así encuentra el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA a República Dominicana.

Aciertos, como por ejemplo la distribución gratuita de antirretrovirales, pero también desaciertos con discriminación laboral hacia estas personas que en su día a día se enfrentan a esos mitos que aún no han sido lo suficientemente aclarados a través de mecanismos de educación.

La viróloga y doctora en Medicina Ellen Levy Koenig aplica en este país sus conocimientos científicos sobre el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, SIDA. Los casos que llegan a la institución que dirige, el IDEV, le proporcionan las herramientas necesarias para afirmar que en República Dominicana quienes tienen VIH/SIDA son blanco de rechazo y estigmatización.

¿Qué diferencia al SIDA del VIH?

SIDA es la enfermedad causada por la destrucción de la defensa humana por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Se conoce esta etapa de la infección por la presencia de enfermedades oportunistas y un tipo de linfocito (CD4) en un valor de <200 células iL. Personas con valores de CD4 por arriba de 200 células y apariencia normal se considera que está en la condición de VIH o solamente infectada por el virus.

¿Cuántas personas viven con VIH en el país?

El país reporta de 0.8 a 1.0 % de la población infectada, lo que significa entre unas 80,000 y 100,000 personas con esta condición de salud. Debido a que muchas personas no conocen de su situación y nada más saben de su infección cuando están en etapa SIDA, se recomienda la prueba a todo mayor de 15 años de edad.

¿Qué tan importante es el tratamiento antiretroviral para pacientes diagnosticados con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)?

Mucho. A través de los programas del Ministerio de Salud Pública las personas pueden tomar sus antiretrovirales y evitar su progresión a SIDA. Además, estudios enseñan que con tratamientos exitosos son menos contagiosos y así los afectados son menos propensos a transmitir el virus a un compañero sexual.

Muchas historias populares rondan esta condición. Si tuviera que presentar y aclarar algún mito o error que se plantean sobre esta enfermedad en República Dominicana ¿cuál sería?

Que no es una enfermedad solo de los hombres que tiene sexo con hombres y de los trabajadores sexuales. Hay muchas personas de todas las clases económicas y de diferentes profesiones que están infectadas y no pertenecen a estos dos grupos.

Además del VIH, ¿cuáles otros virus atacan con fuerza a la población dominicana y se conoce o se habla poco sobre ellos?

El papillomavirus, que causa cáncer uterino, cáncer anal, y cáncer del pene, es tan prevalente aquí como en otros países donde se estima que 80 % de la población tiene algún tipo de papillomavirus. Hay cepas malignas y cepas (microbiologías) que causan verrugas genitales benignas. Hoy día hay vacunas para este virus, especialmente para adolescentes y adultos jóvenes.

¿Cómo califica la prevención y educación sobre VIH/SIDA en el país?

Por los esfuerzos de diferentes grupos, la cifra de VIH en República Dominicana no subió tanto como en África, donde está arriba de 20 % de la población.

Pero necesitamos seguir educando más y educando nuestros hijos para no tener la necesidad de entrar en el trabajo sexual para mantenerse a sí mismos y a su familia. La educación sexual en la escuelas también es sumamente importante y la idea de que la mujer o jovencita puede decir que “no” sin enfrentar violencia.

¿Qué cree que falta resaltar sobre este tema?

Creo el pueblo debería aprender a respetar a personas con otras ideas o preferencias sexuales y no hacerlos blancos de estigma y discriminación.