El candidato Pedro Pablo Kuczynski recibió ayer el apoyo clave de la izquierdista Verónika Mendoza, quien quedó tercera en la primera vuelta y goza de un importante apoyo popular, para enfrentar a la favorita Keiko Fujimori en el balotaje del 5 de junio en Perú.

“Voy a votar contra la señora Fujimori (...) Hoy votar en blanco o viciado favorece a Keiko en el conteo final de votos. Por eso, para cerrarle el paso al fujimorismo, sólo queda marcar PPK” (acrónimo de Pedro Pablo Kuczynski), dijo Mendoza en un video difundido en redes sociales.

Mendoza, del izquierdista Frente Amplio y que colocó 20 legisladores en el Congreso en los comicios del 10 de abril, justificó su apoyo a PPK, pese a que se trata de un candidato con el que difiere en temas programáticos, sobre todo económicos.

“El sueño de un país más justo está amenazado por el fujimorismo que quiere volver (...). Cuando estuvieron en el gobierno, no les importó robarnos a todos los peruanos miles de millones (...), no les importó matar a los que no pensaban como ellos, no les importó esterilizar a miles de mujeres a la fuerza, no les importó comprar a la fuerza y a los congresistas para hacer lo que les daba la gana”, dijo Mendoza.

Fujimori, favorita para convertirse en la primera presidenta del Perú y con un partido que ha logrado mayoría absoluta en el Congreso,  tiene a su financista y hasta hace poco secretario general de su partido Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, investigado por lavado de dinero. “¿Con qué autoridad moral podría combatir la delincuencia y el narcotráfico?”, agregó Mendoza, y aclaró que hará una oposición fiscalizadora.