El paquidermo vio a lo lejos como la corriente arrastraba a su cuidador. En ese momento dejó todo y ahora podría ser llamado el "elefante más valiente"