El embajador de Estados Unidos en el país, James Bewster, y el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, mantuvieron hoy un encuentro.

Ambos estuvieron reunidos a puerta cerrada en la sede de la JCE por espacio de unas dos horas y al finalizar no ofrecieron declaraciones a la prensa.

Rosario aseguró ayer que dicho organismo no aceptaba presiones y anunció que tenía previsto reunirse con el embajador esta misma semana.

En declaraciones tras reunirse con el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Rosario se refería así las informaciones difundidas a principios de semana en el sentido de que la embajada, presuntamente, estaba presionando a la JCE para que solucionara ciertos casos de presunta violación de derechos en ciudadanos de ascendencia haitiana.

"La Junta no acepta presión, para que haya presión tiene que haber alguien que la acepte y pienso que todo el mundo me conoce y sabe que no soy de las personas que reacciones con presión", dijo el presidente de la JCE.

"Pueden estar seguros que en lo que resta de esta semana recibiremos a los funcionarios de la embajada de Estados Unidos en República Dominicana para conversar sobre los temas que les interesen", manifestó ayer.

A su vez, Brewster se refirió ayer a la corrupción y otros temas nacionales, en un acto con motivo de la festividad de Acción de Gracias, en lo que algunos políticos y observadores han tachado de injerencia del embajador en asuntos internos dominicanos.