En China, un hombre se casó con una niña de doce años y la hizo pasar por una mujer de veinte años. Ella tiene varios meses de embarazo.