A solicitud del procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, el juez coordinador de los Juzgados de la Instrucción del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, emitió una orden de arresto contra tres nacionales franceses, incluyendo un eurodiputado, quienes a través de medios de comunicación en Francia, admitieron su participación directa para perpetrar la huida del país de los pilotos de esa nacionalidad Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, condenados a 20 años de prisión por narcotráfico.

Los ciudadanos, contra quienes se emite tanto orden de arresto como solicitud de captura internacional con difusión de alerta roja a través de la Interpol dominicana, fue colocada a Aymeric Chauprade, Christophe Naudin y Pierre Malinoswski, luego de que las autoridades dominicanas presentaran evidencias obtenidas de su presunta vinculación a la citada fuga.

En ese sentido, Domínguez Brito aseguró, en nota de prensa enviada por la Procuraduría, que las investigaciones realizadas por ese organismo determinaron la presencia de los tres ciudadanos franceses en el país, así como algunas operaciones realizadas por los mismos.

Esas operaciones, agregó el procurador, indican claramente cómo fue puesta en marcha toda la estrategia que terminó con la salida de los dos pilotos franceses, condenados por su participación en un cargamento de 700 kilos de cocaína distribuidas en 680 paquetes que fueron colocados en 26 maletas, dentro de la aeronave Falcon 50 incautada en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana.

La ocupación del cargamento ocurrió la noche del 19 de marzo del 2013, encontrándose a bordo de la nave los dos pilotos franceses fugados, junto a Alain Marc Paul Castany y Nicolás Pissapia, también condenados por este caso, quienes permanecen en territorio dominicano, quienes se encuentran en libertad condicional.

"Estamos informando que estos tres ciudadanos franceses no sólo tienen una orden de arresto en República Dominicana, sino, que hemos solicitado la colocación de captura internacional a la Intepol con difusión de alerta roja. Esto implica que si cualquiera de ellos llegara a salir del territorio francés a otro país, los mismos serán capturados para que respondan ante la justicia dominicana por violación a la ley 137-03, sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas", manifestó Domínguez Brito.

Señaló, además, que el Estado dominicano se amparará en todos los acuerdos de los que la República Dominicana es signataria, para lograr que esta acción no quede impune, considerando que ha sido una "afrenta contra el sistema de justicia del país, que no podemos permitir".

Domínguez Brito expresó que la lucha contra el narcotráfico y todo tipo de crimen organizado no puede tener barreras, considerando que este caso de la fuga de los pilotos franceses, debe crear precedentes positivos en lo relativo a la cooperación internacional, pues de no ser así, no tendría sentido ni la firma de acuerdos bilaterales, ni de grandes acuerdos internacionales.