La Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC) se solidarizó ayer con Bepensa Dominicana, embotelladora de Coca Cola, por el intento de desalojo emprendido en su contra la semana pasada.

     La ONEC llamó a preservar el respeto y cumplimiento del marco regulatorio y el debido proceso legal, ya que ambos son pilares de la seguridad jurídica del país y garantía para el sostenimiento de la inversión local y extranjera.

Antonio Ramos, presidente de la ONEC, dijo que acciones como la intentada por un grupo de personas que pretendió ingresar a la fuerza a las instalaciones de Bepensa Dominicana no deben permitirse.

Ramos resaltó que esa empresa es uno de los principales suplidores de muchos de sus miembros, que además aporta una alta cantidad de empleos directos e indirectos a la economía nacional.

Consideró que la actuación de las autoridades del orden fue la esperada en esa circunstancia y que eso contribuye a dar tranquilidad a quienes buscan invertir en el país contando con el respaldo que toda inversión espera de un estado de derecho.

Recordó que en el país existen mecanismos para realizar los reclamos de lugar, la cual es la forma de que pueda fomentarse la convivencia adecuada en la sociedad y de que personas, instituciones y empresas sientan seguridad en torno a los actos legítimos que llevan a cabo.