La cantidad de migrantes y refugiados en las costas de Grecia va en aumento. Miles de personas llegan diariamente a las playas, volviendo la situación insostenible para el Gobierno.

“La situación está realmente al borde de la explosión”, aseguró el ministro griego para Política Migratoria, Yannis Muzalas.

De acuerdo con información del periódico español “El País”, de los 85 mil habitantes en la isla de Lesbos, podrían haber hasta 17 mil refugiados. Mientras que en la isla de Kos se calcula que de los 33 mil pobladores seis mil son refugiados.

Cifras altas que el Gobierno griego no ha logrado gestionar, por lo que en los próximos días 10 mil refugiados serán trasladados a Europa. Además que se ha movilizado al ejército para ayudar a la autoridades.

Grecia ha denunciado que los 33 millones de euros (37 millones de dólares) que se le otorgó por la Comisión Europea para hacer frente a la crisis económica no son suficiente, por lo que solicitó poner en marcha un mecanismo de protección civil.

Hasta el momento, el ministro griego Muzalas indicó que se establecerán centros de recepción y registro de refugiados, además de que se habilitarán albergues para dar asilo.