El alcalde de Santo Domingo, David Collado, que se promueve como “el nuevo amor” de la ciudad, protagoniza una relación de amplias aspiraciones y rápido desarrollo con el jefe del Poder Ejecutivo, Danilo Medina.

Este acercamamiento del miércoles no solo generó promesas de colaboración y frases de cortesía, sino que se materializó ayer en un acuerdo de trabajo conjunto con el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo.

Por los términos expuestos, este pacto no trasciende las leyes ni la naturaleza de las funciones de un Presidente de la República y las de un alcalde del Distrito Nacional, sede del Gobierno Central. Resulta, eso sí, inédito en su dimensión con respecto a los 14 años de ejercicio del alcalde saliente, Roberto Salcedo, peledeísta como Medina y como el expresidente Leonel Fernández (2004-2012).

“Nuestro primer paso es trabajar en el condicionamiento de los diferentes mercados de Santo Domingo, el Malecón y la recuperación del Monumento a Fray Antón de Montesinos, trabajos que serán iniciados en los próximos días”, especificó el funcionario municipal, elegido en la boleta del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

También resulta inusual si se mira hacia la gestión del perredeísta Francisco Fernández, en Santo Domingo Norte, del -posteriormente aliado- Partido Revolucionario Dominicano (PRD), o en el caso de Los Alcarrizos, con Junior Santos, de la misma organización.

Esta alianza Poder Ejecutivo Poder Municipal encuentra solo parangón con la experiencia de Santo Domingo Este, cuyo extinto alcalde, ahijado político del presidente de la República, logró que el mandatario cambiara de punto de vista con respecto a la continuación de la Línea 2 del Metro de Santo Domingo, y decidiera extenderla hasta la carretera Mella, esquina San Vicente de Paúl, en el centro del municipio capital de la provincia Santo Domingo.

El Ejecutivo (PLD) y el edilicio (PRM) acordaron mantener  una comunicación y coordinación permanentes, para evitar que una instancia intervenga una vía o estructura que poco tiempo atrás fue reparada por la otra, como ocurre con frecuencia.

En un plano más político, Collado se comprometió a informar a Medina, a través del ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, los pasos que vaya a dar con la permanencia o sustitución de los empleados que vienen de la administración peledeísta. “Pasarle los casos de los cambios que nosotros tenemos que hacer por compromisos con nuestro partido” o por necesidad de nombrar a técnicos capacitados, amplió Collado el miércoles luego de la cita con Medina.

Ayer, Castillo definió el pacto como una “alianza para progreso de la ciudad Santo Domingo”.