Para generar que más gente prefiriera leer mientras viajaba en el transporte público, en lugar de estar en el celular, en Rumania se buscó un creativo incentivo.

Durante casi una semana del mes de junio, en la ciudad Cluj-Napoca ubicada al noreste de Rumania, permitió a los pasajeros viajar gratuitamente siempre y cuando leyeran un libro abordo.

La iniciativa fue propuesta por el lector Victor Miron, quien explicó a la revista “BoredPanda” que el deseaba animar a más gente a leer mientras recorría la ciudad.

Miron hizo la propuesta al alcalde Emil Boc, durante más de un año y a pesar del tiempo de espera se hizo posible.

El proyecto llevó el nombre de “travelled by book”, sin embargo esta no es la única propuesta que Miron a creado, otra lleva el nombre de “Bookface”, con la que a premiado a sus seguidores consiguiéndoles descuentos en estéticas, tiendas de libros o incluso con dentistas.