El Estado Islámico ha destruido el "Arco de Triunfo" de dos mil años de la antigua ciudad Siria, Palmira.

El monumento romano fue uno de los sitios muy reconocidos en Palmira, de la cual se apodero el ISIS en mayo.

La noticia fue confirmada por el director de antigüedades y museos de Siria, Maamoun Abdulkarim. Quien según el periódico británico “Daily Mail” declaró que la ciudad esta condenada y posiblemente sea destruida durante los siguientes meses.

El atentado ocurrió el domingo por la noche de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña.

Tanto la ciudad y las ruinas están en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Anteriormente el ISIS destruyó el santuario de Baalshamin y el Templo de Bel, ambos de la misma antigüedad.

Este ataque se realizó casi una semana después de que Rusia decidiera intervenir en el conflicto que vive Siria y lanzara sus primeros ataques aéreos en el territorio.

De acuerdo con el periódico “La Nación”, la administración rusa aseguró que el objetivo es apoyar las acciones ofensivas de las Fuerzas Armadas sirias que combaten el terrorismo.