Los haitianos vuelven el próximo domingo a las urnas para elegir entre 27 candidatos a su próximo presidente, en unas elecciones que ya han sido aplazadas cuatro veces, en esta última ocasión por el paso del huracán “Matthew” el pasado 4 de octubre, cinco días antes de la fecha prevista para los comicios.

El Consejo Electoral Provisional (CEP) está convencido de que las elecciones se celebrarán, pese a la devastación que dejó el huracán, que causó al menos 573 muertos, y 75 desaparecidos. Unas 175,000 personas de las áreas más afectadas (sur de Haití), permanecen en alojamientos provisionales.
Haití vive un momento crucial con estos comicios, convocados después de que el CEP invalidara los resultados de las elecciones de octubre de 2015 por supuestas irregularidades.
Los principales aspirantes a la Presidencia de Haití, tras el paso del huracán, reiniciaron la campaña electoral el pasado 3 de noviembre, sin que hasta ahora se hayan producido incidentes.

Tras el paso del huracán “Matthew”

Estos comicios se van a celebrar en medio de una grave crisis humanitaria, ya que más de 600,000 personas se encuentran en las zonas más afectadas por el huracán “Matthew”, donde habrá muchas dificultades para ejercer el derecho al voto, entre otras cosas, porque muchos de ellos perdieron sus carnés de identificación durante el ciclón.

El CEP dice desconocer el número de personas que quedaron indocumentadas como consecuencia del paso del huracán, y a esto se suma el problema de que muchos de los espacios que deben utilizarse como centros de votación sirven actualmente de albergues para decenas de miles de desplazados. La gran novedad de la campaña ha sido la organización por primera vez de un debate por iniciativa de Grupo de Intervención de Asuntos Públicos (GIAP), con la intervención de cinco candidatos.

En los debates participaron Jovenel Moise, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK); y Jude Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (Lapeh), quienes obtuvieron, en las elecciones invalidadas del 25 de octubre de 2015, el 32.81 % y el 25.27 % de los votos, respectivamente.

Moise Jean-Charles, de la Plataforma Pitit Dessalines; Jean Henry Ceant, candidato por al formación Renmen Ayiti; y Edmonde Beauzile del Partido Fusión de los Socialdemócratas, fueron los otros aspirantes presentes en el debate, donde la lucha contra la pobreza, la gobernabilidad y el respeto a los derechos humanos fueron los principales temas.

En estos debates estuvo ausente Maryse Narcisse, candidata por la Familia Lavalas, partido del expresidente Jean Bertrand Aristide, que quedó en cuarto lugar en los pasados comicios.

Lo que opinan los votantes

Más de seis millones de votantes están llamados a la cita con las urnas, aunque la actividad propagandística no ha logrado, de momento, movilizar a los más desencantados.

El comerciante Jean Paul Calixte opinó en declaraciones a Efe, que “estas elecciones no van a aportar nada” a la población. “Es una batalla entre políticos y en interés de ellos mismos”, agregó.
Asimismo, señaló el costo que está suponiendo la campaña, cuyas fuentes de financiación son un misterio ya que “nadie sabe de dónde viene este dinero; es muy sospechosa la actuación de algunos candidatos”, afirmó.

Las críticas también se producen con relación con el contenido de la campaña que, según el economista Camille Charlmers, reproduce el mismo plan desde hace 30 años; por eso “a pocas personas les interesa a votar”, opinó en declaraciones a Efe.

“La campaña electoral no tiene nada de diferente y nuevo, los candidatos hacen promesas y gastan dinero pero en el fondo no hay un discurso que muestre que hay esperanza; todos presentan el mismo plan neoliberal que destruye la agricultura y la economía del país”, afirmó.

Si ninguno de los candidatos obtiene el 50 % más un voto, los haitianos deberán volver a las urnas para una segunda vuelta el 29 de enero de 2017.