El gobierno y la oposición de Venezuela se reunirán hoy a instancias del Vaticano para explorar un diálogo sobre la crisis política, en medio de tensiones, escepticismo y desconfianza y antes de la marcha a la sede presidencial prevista para el jueves.

Representantes de ambas partes confirmaron el sábado la cita con el acompañamiento del emisario del papa Francisco, Emil Paul Tscherrig, y una mediación internacional encabezada por el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente Nicolás Maduro confirmó que asistirá al encuentro y por ese motivo canceló su participación en la Cumbre Iberoamericana que se celebró el sábado en la ciudad colombiana de Cartagena.

Este domingo, el mandatario compartió en Twitter un video con fragmentos de un discurso que pronunció ante partidarios esta semana: “Voy a asistir a la mesa de diálogo nacional, porque yo quiero el diálogo por la paz del país. No le tengo miedo al diálogo, no le tengo miedo a la paz”.

En tanto, la Iglesia católica llamó a “respetar el compromiso” de iniciar conversaciones este domingo y evitar así una “espiral de violencia que suma en un mayor sufrimiento” de los venezolanos.

“Es solo el camino del diálogo junto con el respeto a la Constitución y las leyes, y no el de la perenne confrontación, el que puede permitirnos encontrar alternativas de solución”, señaló la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) en un comunicado.