Entre los estragos de las elecciones del 15 de mayo, también en el Partido de la Liberación Dominicana se cuecen habas. Además dejar aflorar una madrugadora lucha de tendencias, sus dirigentes también se echan en cara las supuestas trampas del día de los votos.

Ayer Miriam Cabral, dirigente del Comité Político del PLD y veterana adepta del presidente Danilo Medina, denunció que muchos de sus compañeros usaron artimañas para torcer la volunta de los electores, cuando esta no les favorecía.

“Hubo compra vulgar (de votos) que daban dinero para que se quitaran el gafete de otro del PLD y para que no votaran por uno del PLD”, sostuvo ayer la dirigente con respecto a la competencia interna por un puesto a la Cámara de Diputados.

En el programa radial El Sol de la Mañana, la política excluyó del fruto de esas malas artes el 62% de los votos obtenido por el presidente Medina. “Yo me refiero a la vulgaridad que hubo en esa parte de la C1, de los diputados, eso fue vulgar y todo el mundo lo sabe”, agregó la diputada, a quien los conductores del espacio llamaron para conocer su opinión sobre las aspiraciones de Yomaira Medina (Lucía) a la presidenta de la Cámara de Diputados.

“Ahí hay candidaturas que cada voto les costó siete y ocho millones de pesos”, añadió la mujer, quien, a pesar de haber ganado una curul, sostuvo que no está segura de acudir a juramentarse.

Cabral defendió el derecho de Medina a aspirar a la presidencia de la cámara, a pesar de las críticas por ser la hermana del presidente de la República. Para desmontar esa objeción, resaltó que Cristina Lizardo preside el Senado y es hermana del ministro de Hacienda, Simón Lizardo, y que los hermanos Montás y los Germán han ocupado posiciones públicas en un mismo período y por varios períodos de gobiernos peledeístas.

Almeyda

Uno de quienes primero “tronaron” luego de los comicios fue Franklin Almeyda, quien dijo que el PLD debe avergonzarse por obtener una victoria sustentada “con pies de barro”. El portavoz de prensa del gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, respondió que la percepción de Almeyda es un intento prematuro por lanzar la candidatura presidencial de Fernández para 2020.

A esa afirmación, se sumó ayer la versión no confirmada de que Almeyda despidió a personas de altas posiciones en el medio Vanguardia del Pueblo, órgano de difusión oficial de la citada fuerza política.

Los despedidos, según informaciones ofrecidas al periódico digital Acento.com, fueron Mozart Deláncer, director de Vanguardia del pueblo, y los periodistas Pedro Caba y Orión Mejía. La supuesta disposición del declarado leonelista, afectó también a Cristino Del Castillo y al economista y articulista Julio Ortega Tous.

Almeyda, ante un intento de MetroRD para escuchar su versión de los hechos, rehusó hablar sobre el tema alegando que “cuando uno tiene que hablar, habla y cuando uno tiene que callar, calla”.

Lo que dice una “fuente confidencial”

“Los comunicadores caen en desgracia por integrarse al equipo mediático de Danilo (Medina) y por reunirse regularmente con José Ramón Peralta, durante el pasado proceso electoral (…) Nuestra apuesta ha sido al PLD. Con Leonel y con Danilo. Hemos servido con entusiasmo y profesionalidad (...) Lo demás es juego de intereses grupales y personales que nada aportan al país”, expresó a Acento la citada fuente confidencial.