El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Domínguez Brito, entregó ayer decenas de equipos para la protección personal a bomberos forestales en el marco de un proyecto apoyado por la Agencia de los Estados Unidos para la Cooperación Internacional (USAID).

El funcionario, al hacer la entrega en el salón multiuso de la institución ambiental, reconoció el esfuerzo y dedicación de estos hombres que son los primeros que acuden a sofocar los incendios y ponen en peligro sus vidas para impedir mayores daños a los bosques que son imprescindibles para la producción del recurso vital llamado agua.

Dijo que es deber de todos estar atentos ante la ocurrencia de incendios forestales, que muchos son producidos por desaprensivos ya sea en actos criminales o por descuido.

Entre los equipos figuran botas, pantalones, camisas, cascos, lentes y guantes. El proyecto con USAID también tiene un apartado para la capacitación de los bomberos forestales y voluntarios y herramientas para facilitar el trabajo de campo.

Domínguez Brito estuvo acompañado por el vice ministro de Recursos Forestales, Manuel Serrano y por Gerónimo Abreu, Encargado Nacional de Gestión y Manejo de Fuego del Ministerio de Medio Ambiente.
En el país existen dos períodos de alto riesgo en el año: febrero-abril y junio-septiembre.

Marzo es el mes de mayor ocurrencia, con un promedio de 30 incendios en los últimos diez años, según informes del vice ministerio de Recursos Forestales. Durante estas temporadas el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales ejecuta el Plan de Prevención y Contingencia de Incendios Forestales, en coordinación con otras instituciones.