“Me sacaron de la casa debido a mis quejas”

¿Cómo fue que decidiste participar de este programa?

Soy una madre soltera y nunca he recibido apoyo financiero del padre de mi hijo de 5 años de edad. Mi situación económica es difícil y decidí participar para mejorar de la calidad de vida de mi hijo.

¿Cómo ha sido tu experiencia con Subrogación Beyond Borders?

Al principio estaba muy contenta con la compañía por lo que me ofrecieron, pero todo empezó a cambiar. Nos mudamos de Cancún a Tabasco, a pesar de que el contrato decía que estaríamos todo el tiempo en Cancún.

Desde que llegué a Tabasco mi experiencia cambió por completo; con demasiada frecuencia no había comida, hubo momentos en que nos quedamos hasta cuatro días sin comer. Cuando llegué a la casa en Tabasco tuve una amenaza de aborto y la empresa no me apoyó.

¿Cómo es la vida en la casa en Tabasco?

Cuando vivía allí, vivía con otras cinco madres y diez hijos, una situación que era muy estresante. La limpieza también era un problema, la casa estaba llena de cucarachas y había ratones también.

El aire acondicionado no funcionaba, y el clima en Tabasco es caluroso.

¿Cómo reaccionó la SBB después de tus quejas?

Me sacaron de la casa con el argumento de que me quejaba mucho. De hecho, en este momento estoy buscando alquilar un departamento para completar mi embarazo. El contrato para que yo entregue el bebé continúa, pero la empresa ya no se ocupa de mí, me dan sólo US$500 para el alquiler.

“Tuve una buena experiencia”

Kenya, 28 años, 10 semanas de embarazo, actualmente está en la casa de Tabasco de la SBB

¿Cómo fue que decidiste participar en la subrogación?

Vengo del puerto de Acapulco, donde en la actualidad la situación está muy difícil. Me dedico a la elaboración de artesanías y la organización de eventos y donde yo vivía no hay muchas oportunidades de crecimiento. Tengo dos hijos, así que decidí participar en el programa de alquiler de vientres para obtener dinero más rápidamente y salir de mi ciudad.

¿Cómo fue tu experiencia en Subrogación Beyond Borders?

Uno vive bien, porque vives en una casa, tiene aire acondicionado, Internet y comida. En la casa en Tabasco se puede comer lo que quieras y obtienes tus medicamentos; vamos a las citas médicas, nuestros hijos van a la escuela, prácticamente vivimos muy bien. Eres libre de salir y entrar en la casa en cualquier momento. Me ha gustado la experiencia.

¿Qué opinas de las críticas de algunas mujeres contra Subrogación Beyond Borders?

No es cierto que no hay suficiente comida, porque nos dan una cierta cantidad de dinero cada semana para que todo el mundo pueda comprar sus alimentos. Depende de cada mujer, de la forma en que gestiona su dinero para tener suficiente comida. Todos los lunes nos traen una gran cantidad de alimentos, obviamente, siempre hay comida en la casa.

¿Recomendarías a otras mujeres participar en el programa de alquiler de vientre?

Por supuesto. He recomendado este programa a varias amigas. Estoy muy contenta porque me han dado lo que me ofrecieron en un principio.