Residentes del sector Pueblo Bávaro, localizado en el mismo corazón de Bávaro-Punta Cana, presentaron la denuncia formal ante la Subdirección Adjunta de Investigaciones Criminales (DICRIM) por el envenenamiento masivo de perros que se ha estado realizando en la última semana, tanto en los patios, como también en los alrededores de sus residencias.

La denuncia por infracción a la Ley 248-12 sobre la Protección Animal y Tenencia Responsable fue realizada, de manera conjunta, por Erasmo Caccavale, italiano; Sara García González, española; José Altagracia de los Santos, Dania Rodríguez Santana y William Adolfo Ortega Espinosa, estos tres últimos dominicanos.

Los denunciantes afirmaron que durante los días 18 al 20 del mes de noviembre, fueron envenenados de forma masiva un gran número de animales en el Residencial Pueblo Bávaro, por personas hasta el momento no identificadas, quienes distribuyeron veneno en toda el área donde se encuentran sus casas.

“Esta es una práctica cruel y está fuera de todo marco legal, según la Ley 248-12 en su Artículo 61-8”, resaltó William Ortega.

El Artículo 61 de la Ley sobre la Protección Animal y Tenencia Responsable establece prohibiciones generales para acciones consideradas como actos de crueldad.

El numeral 8 señala como infracción “Exponer cualquier veneno, líquido venenoso, materia comestible, agente infeccioso o sin tomar las precausiones razonables para que causen un perjuicio a un animal”.

Jeannette Senior, esposa del denunciante William Ortega, contó a Metro que su familia se siente “emocionalmente destrozada”, porque Loba, su mascota de 8 años, era como una hija para ellos.

“No pudimos salvarla, murió en la veterinaria. El doctor Eduardo Simo Ferreras nos dijo que su estómago estaba distendido porque había comido mucho veneno”, narró Jeannette.

Los residentes del sector Pueblo Bávaro, conocido como la ciudad turística más grande en el Caribe y Latinoamérica, aseguran que no son los únicos afectados por esta actividad cruel, pues al comentar lo que les había sucedido en el grupo de Facebook “Punta Cana Animal Lovers”, descubrieron que “en una sola calle, desaparecieron 14 perros, los cuales se sospecha que fueron envenenados.

La denuncia presentada ante la fiscalía de la provincia La Altagracia, busca el apoyo y la investigación de las autoridades policiales para que se castigue este hecho que atenta contra la convivencia y seguridad de las familias y mascotas de esta zona.