La comandancia general del Ejército de la República Dominicana dispuso redoblar la vigilancia de la frontera domínico-haitiana de la zona norte con la incorporación de 130 nuevos soldados que se han integrado a las labores de patrullaje para actuar contra el contrabando, tráfico de personas y hurto de animales, entre otros.

Los militares fueron recibidos por el comandante de la cuarta Brigada del Ejército con sede en Mao, Ramón Emilio Jiménez Peña y Roberto Sosa de la Cruz, en la sede del X Batallón de ese instituto castrense en Dajabón.

El comandante militar exhortó a los soldados combatir con responsabilidad y valentía el contrabando, robos de animales, tráfico de personas, de drogas y otros males.

También les recomendó actuar apegados a las leyes y las normas que rigen a las Fuerzas Armadas.