El juez José Alejandro Vargas, de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, dictó hoy tres meses de prisión preventiva a Wilfredo Ogando Mimer, acusado de estafar a dos personas ante las que se hacia pasar por brujo.

Los presuntos estafados son Fermín Cabrera Pozo y Apolinar Abad Abad.

De acuerdo con el expediente, el imputado realizaba maniobras fraudulentas, conjuntamente con otras dos personas solo identificadas como Barbita y El Menor, ambos prófugos.

En la audiencia se detalló, según informó la Fiscalía del Distrito, que Cabrera Pozo y Abad le entregaron a Ogando Mimer 978,500 pesos y 2,447 dólares, además de múltiples prendas de oro, para que este supuestamente procediera a multiplicar lo entregado.

La instancia de solicitud de medida de coerción establece que las víctimas pidieron préstamos, hipotecaron sus viviendas y empeñaron vehículos, con fines de conseguir las altas sumas de dinero dadas al imputado.

Ogando Mimer deberá cumplir la medida cautelar impuesta en Penitenciaria Nacional de La Victoria.