El Pentágono ha confirmado que doce ciudadanos yemeníes y tres afganos han sido trasladados desde la prisión militar  de Guantánamo, en Cuba, en lo que ha sido la excarcelación más grande durante la administración del presidente Barack Obama. Los presos liberados habrían sido detenidos sin cargos, algunos de ellos desde hace más de 14 años, según los informes.

El presidente Obama espera cerrar el centro estadounidense, que ahora sólo cuenta con 61 prisioneros, antes de dejar el cargo. Metro conversó con Ryan Vogel, director de estudios de seguridad nacional y profesor adjunto de derecho en la Universidad Utah Valley, sobre los últimos acontecimientos.

¿Por qué ocurrió ahora la mayor transferencia de detenidos?

- El presidente Obama se ha comprometido a cerrar Guantánamo. Sólo este año, los Estados Unidos han transferido muchos detenidos a terceros países. A medida que nos acercamos al final del mandato de Obama, podremos esperar que la Administración transfiera la mayor cantidad de detenidos que pueda, especialmente del área de los detenidos designados para transferencia por el gobierno en 2009 y en juntas de revisión periódica desde entonces.

¿Por qué Obama quiere cerrarlo?

- La Administración de Obama ha insistido en afirmar que el cierre de Guantánamo es esencial por tres razones principales. En primer lugar, la Administración sostiene que el centro de detención era una herramienta de reclutamiento para Al Qaeda. Si bien esto puede haber sido cierto en algún momento, los datos objetivos no apoyan esta afirmación desde hace al menos los últimos siete años.

En segundo lugar, la Administración sostiene que las operaciones de detención son excesivamente caras.

Sin embargo, los números en los que se basa la Administración para hacer esta afirmación son muy disputados. Y en tercer lugar, la Administración sostiene que Guantánamo hace que nuestras relaciones con los aliados críticos se vuelvan tensas, especialmente en Europa. Si bien esto es innegable, es menos importante para muchos estados, especialmente los estados europeos, de lo que solía ser.

¿Cuáles son los principales prisioneros que quedan en Guantánamo?

- Sólo quedan 61 detenidos en Guantánamo. Un pequeño número de esos detenidos está designado para la transferencia. Casi 50 de ellos son detenidos sobre los que el gobierno concluyó que eran demasiado peligrosos para transferir o liberar pero que no son procesables. Un número aún menor de los detenidos están ya sea en el proceso de enjuiciamiento o listos para el enjuiciamiento de crímenes de guerra. Esto incluye a los coconspiradores de los ataques a las Torres Gemelas, encabezados por Khalid Sheik Mohammed.

¿Es posible que la instalación se cierre antes de que Obama salga del poder?

- No. Si bien los detenidos han sido transferidos de manera constante en los últimos años y la población se encuentra ahora en 61 de aproximadamente 250 cuando entró en la Oficina Oval, una serie de obstáculos se interponen en su camino.

Hay restricciones legales sobre las transferencias hacia los Estados Unidos y países extranjeros; retos políticos internos y externos; dificultades de cargo, y un número de otros obstáculos que han impedido el cierre de Guantánamo.

A esto se añade el hecho de que la opinión popular sobre el tema se ha invertido en los últimos ocho años - con más estadounidenses prefiriendo que el centro de detención permanezca abierto a que se cierre - y estamos ante una situación en la que es poco probable que Guantánamo se cierre en el futuro cercano,  mucho menos en los próximos meses.