El presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan le dijo a sus colegas republicanos que ya no va a defender al candidato presidencial de su partido, Donald Trump, después de que el multimillonario presumiera de andar toqueteando a las mujeres.

El más alto electo republicano de Estados Unidos dijo que igualmente mantendrá su apoyo a Trump y “se asegurará de que Hillary Clinton no reciba un cheque en blanco con un Congreso controlado por los demócratas”.

El magnate de bienes raíces expresó su reacción en los medios sociales diciendo que Ryan no debería estar perdiendo su tiempo luchando contra él. Bryan Cole, experto en política estadounidense en la Universidad de Houston, explica cómo Trump está dañando al partido republicano.

Paul Ryan dijo que no va a defender más a Trump. ¿Por que ha prácticamente admitido que Hillary Clinton será presidente?

Paul Ryan parece estar reconociendo la fuerte probabilidad de que Donald Trump va a perder las elecciones del próximo mes. Quiere que el partido republicano mantenga el control del Congreso para que Hillary Clinton, como presidenta, no tenga una carta blanca para la promulgación de su agenda.

Trump tuiteó que Ryan no debería estar perdiendo el tiempo luchando contra él. ¿Qué acciones debería tomar Ryan?

Como todos los republicanos, Ryan se ve atrapado en una situación difícil. Necesitan el apoyo de la base de Trump; sin embargo, la base es insuficiente para garantizar la victoria. Ryan debe equilibrar la necesidad de recibir los votos de quienes se oponen a Trump con el riesgo de alienar a la base Trump. No está claro, en este punto, exactamente lo que sucederá en el futuro.

¿Cuán perjudicial es la imagen de Donald Trump para el partido republicano ?

Trump está dañando la imagen del partido republicano por dos razones. En primer lugar, está haciendo un llamado a una base blanca en un momento en que el partido necesita abrazar la diversidad. Este es un problema a largo plazo.

En segundo lugar, está poniendo en peligro a los republicanos de los votos secundarios, tanto para la cámara del Congreso como para las oficinas de todos los estados, si un menor número de personas están dispuestas a votar por esos candidatos.

Entonces, ¿él podría afectar el futuro del Partido Republicano?

Sí. Como dije, la candidatura de Trump es probable que tenga consecuencias a largo plazo para el Partido Republicano en términos de su capacidad para atraer a un amplio apoyo en futuras elecciones.

También se destacan las divisiones existentes entre los republicanos del “establishment”, como los Bush, Marco Rubio y otros, frente a la base de Trump. A largo plazo, una realineación es sin duda posible.

Sin embargo, el GOP –como también es conocido el Partido Republicano– está funcionando mejor en las oficinas estatales.

¿Existe la posibilidad de que el GOP pueda recuperar su imagen?

En este punto es difícil ver una recuperación. Cada candidato republicano para el Congreso debería tomar la misma decisión que Ryan. Algunos se van a adherir a Trump; otros no lo harán.