La gigante automotriz Volkswagen está envuelta en un escándalo: se ha revelado que la compañía ha alterado los test de emisiones de gas de más de 11 millones de unidades diesel. La marca ha afirmado que un software especial instalado en sus vehículos les ha ayudado a reducir las emisiones de gas, cuando en realidad las emisiones normales de gases tóxicos estaban 40 veces por sobre el límite legal. La firma automovilística ha comprometido US$7.2 mil millones de dólares para cubrir los costos que esto implique, mientras se rumorea que el CEO Martin Winterkorn está a punto de ser despedido. La revelación levanta sospechas sobre si otros fabricantes de automóviles estarán manipulando también las emisiones de gases de sus unidades. David Bailey, experto automotriz del Aston Business School de Birmingham, Reino Unido, entrega a Publimetro su punto de vista.

¿Para qué alterar las emisiones de gas?
- El dispositivo manipulador reconoce cuando el auto está siendo controlado y corta las emisiones, haciéndolas de un nivel mucho más bajo que lo normal. El beneficio para la firma, en caso de no haber sido sorprendida, es que están comercializando un auto supuestamente “verde” que es capaz de tener un rendimiento y una eficiencia en el uso del combustible que es atractiva para los consumidores.

¿Es Volkswagen la única marca que está alterando sus emisiones?
- Por el momento es solo un tema de Volkswagen. La cuestión es si otros fabricantes de autos podrían estar haciendo cosas similares, y si este asunto afecta ampliamente a toda la industria. El riesgo para la industria es si este momento especial podrá hacer mella en la confianza y en su seriedad.

¿Qué debería hacerse?
- Los autos deberían ser retirados para remover el aparato. VW estableció que tiene dispuestos US$7.2 mil millones de dólares para “cubrir los gastos que sean necesarios para recuperar la confianza de nuestros clientes”.

Algunos expertos estiman que este escándalo va a terminar con la era de los autos diesel en Europa.
- Los diesel representan la mitad de las ventas de autos en Europa. Pero después de haber ayudado a reducir las emisiones de CO2, más recientemente han habido reacciones políticas, especialmente en relación a las ciudades, por la preocupación en la manera en que la calidad del aire ha empeorado debido a las emisiones de óxido nitroso que hacen los autos diesel. La industria ha estado tratando de convencer a los legisladores y reguladores que los motores diesel modernos filtran la mayoría de las partículas, pero este caso va a reabrir el debate. Los diesel han estado bajo presión en el último tiempo, mientras las regulaciones reconocen que no son tan limpios como los gasolineras, a pesar de cumplir con las pruebas oficiales.

¿Qué es lo que viene?
- Volkswagen tendrá ahora que retirar 11 millones de autos de todo el mundo. Otras regulaciones, como Corea del Sur, ya están investigando. Se les puede cursar una multa en Estados Unidos de billones de dólares. VW se va a ver seriamente afectada económicamente. La compañía se ha devaluado cerca de 25 billones de euros durante los últimos dos días, casi un tercio de su valor de mercado, desde que se conoció el escándalo. La verdad es que esta fue una forma de pensar bastante tonta por parte de la firma.