Este jueves España aprobó la ley que concede la nacionalidad a descendientes de sefardíes.

Según el periódico español "El País", el Congreso de Diputados aprobó la ley, que permitirá a los sefardíes descendientes de los judíos que fueron expulsados en el siglo XV obtener la nacionalidad española.

De igual forma, se indicó que quienes soliciten la nacionalidad no tendrán que renunciar a su nacionalidad anterior.

La nueva ley entrará en vigor el 1ro de octubre.

Los judíos fueron expulsados en 1942.

Los ministros de Justicia y de Exteriores, Rafael Catalá y José Manuel García-Margallo, indicaron que dicha aprobación "repara una injusticia de hace 500 años".