La doctora y psicóloga infantil Widalis Arvelo advirtió este viernes que el "bullying" o acoso escolar puede tener consecuencias muy negativas en los niños, quienes producto de los abusos pueden presentar depresión, desnutrición y tendencias suicidas al no encontrar una salida y no atreverse a conversarlo con sus padres o con los profesores del plantel estudiantil.

Explicó que el "bullying" se produce por uno o varios agresores, quienes escogen a sus víctimas luego de identificar ciertas características en ellas, como el aislamiento, deficiencias físicas, o simplemente jóvenes que mantienen buenas calificaciones y cuya forma de vestir no está a la moda.

Es muy importante que los padres observen los cambios que se producen en sus hijos para poder identificar si estos están siendo víctimas de "bullying", como son dolores de cabeza, falta de atención, insomnio, alteración en la alimentación y falta de deseo por asistir a la escuela.

Por otro lado, explicó que el perfil del agresor tiende a ser de niños inseguros con inmadurez cronológica que adquieren estas conductas en el seno del hogar, donde observan acciones similares y en muchos casos también son víctimas de violencia por parte de uno de sus padres, lo cual ellos transmiten a sus compañeros escolares.

La psicóloga resaltó, en nota de prensa enviada por la periodista Wanda Méndez, que en la mayoría de los casos los niños que lo comentan a sus padres, principalmente por temor a represalias del agresor quien mediante las burlas y en muchos casos abuso físico logra convertirse en una figura posesiva.