A pesar de las grandes crisis económicas, la gente adora comprar cosas bellas. Mejor aún si son caras y suntuarias. Increíblemente, sin importar las crisis económicas y los problemas financieros, las grandes marcas de moda, belleza y joyería continúan incrementando sus ventas.

El mundo ama ostentar. Ama lucir cosas por las que ahorran años, o por las que pagan crédito a largo plazo. Incluso, hacen filas por conseguir el producto de edición limitada de un gran nombre en la industria de la moda. El mundo ama consumir lujo.

Vean las estadísticas sobre la industria del lujo en la infografía a continuación: