El pasado 5 de junio, un sismo magnitud 5.9 sacudió el Monte Kinabalu, en Malasia, provocando la muerte de 18 personas. De acuerdo a las autoridades del país, este sismo fue provocado porque un grupo de turistas se desnudó y orinó en la cima del Kinabalu, algo que ofendió al monte sagrado. 

Por estos hechos, fueron detenidos cuatro turistas: la británica Eleanor Hawkins, los canadienses Lindsey y Danielle Peterson y el alemán Dylan Snel. Todos aceptaron su responsabilidad y pasarán tres días en la cárcel, además de pagar una multa equivalente a 1500 dólares. Además serán deportados.

La familia de Eleanor Hawkins difundió un comunicado en el que asegura que la joven de 23 años se arrepiente de lo "estúpido e irrespetuoso" que hizo en el Monte Kinabalu, informó el periódico británico "The Guardian".