Hoy, martes 7 de junio, podría convertirse en un día decisivo para la carrera presidencial del Partido Demócrata. La favorita Hillary Clinton espera finalmente derrotar a su rival Bernie Sanders.

Seis estados, incluyendo California, Montana, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nueva Jersey y Nuevo México están listos para votar, dando a la ex secretaria de Estado la oportunidad de llegar a 2383 delegados, el umbral para asegurar la nominación.

Con su victoria en las primarias de Puerto Rico el domingo, Clinton necesita sólo 28 delegados y lo más probable es que declare la victoria.

Brandon Rottinghaus, profesor asociado del departamento de ciencias políticas en la Universidad de Houston, EE.UU., comparte sus puntos de vista sobre la batalla de ste martes.

Clinton espera conseguir la victoria en California, Sin embargo, Sanders sigue convencido de que puede entrar en la convención demócrata con un enorme impulso. ¿Por qué sigue optimista acerca de su campaña?

El recurso de Sanders entre el ala progresista del Partido Demócrata y los votantes más jóvenes hace de California un terreno fértil para él.
 
¿Por qué Clinton necesita ganar en California?

Ella tiene que cerrar la nominación tan pronto como sea posible y gran parte de los delegados de California le dan la capacidad de asegurar la nominación este martes.
 
¿Tiene Sanders alguna posibilidad de ganar?

Él no tiene ninguna posibilidad de ganar pero tiene un gran potencial para influir en el tono y problemas en la convención. Si el partido va a migrar a una versión más liberal, tendrá que guiar a la convención hacia un conjunto político más progresista.
 
En tu opinión, ¿es Clinton una mejor candidata para enfrentar a Trump?

Ella está mejor equipada que el senador Sanders para abordar políticamente a Trump ya que ha estado en el escenario partidario por más tiempo y tiene más experiencia en ello. El mensaje populista de Sanders está demasiado cerca al de Trump para hacer una clara diferenciación de las proscripciones políticas.

¿Qué viene ahora?

Esta semana veremos al senador Sanders conceder, pero la forma en que conceda será tan importante como el cuándo. Si se adhiere plenamente a la secretaria Clinton y a la unidad del partido, le hará un gran favor al partido. Si mantiene su enfoque de forastero, perjudicará las posibilidades de los demócratas en noviembre.