El ISIS decapitó a cuatro jugadores del club Al-Shabab de la ciudad de Raqqa, en Siria, debido a que el grupo terrorista prohibió cualquier tipo de actividad deportiva desde que tomaron el control de la ciudad hace dos años, según informó Diario Marca.

El diario español indicó que Osama Abu Kuwait, Ihsan Al Shuwaikh, Nehad Al Hussen y Ahmed Ahawakh fueron confirmados como las víctimas del hecho, acusados por el Estado Islámico de “ser espías de un grupo rebelde kurdo”.

ISIS cometió las ejecuciones frente a una multidud, incluidos niños, difundiendo las imágenes posteriormente en redes sociales.