El pasado 12 de noviembre se informó que uno de los decretos del grupo terrorista Estado Islámico dictaba ofrecer esclavas sexuales a los combatientes heridos en batalla o mutilados. 
Esto como agradecimiento a su "generosidad" y "misericordia" de Dios, por pelear en nombre de su causa.
 
Después de un mes de esta noticia, ISIS ha incluido a esta lista de soldados beneficiados con mujeres a los terroristas extranjeros que se encuentran en sus filas.
 
"Para aquellos combatientes (muyahidines) que lleven separados con sus esposas mucho tiempo por servicios en el frente o expediciones, o para los muhajirines (los que emigraron al califato desde el extranjero) que hayan dejado atrás a esposa e hijos y tengan por delante un largo exilio la gracia divina y maravillosa generosidad les trae a las cautivas y esclavas", dice el mandato del recientemente capturado jefe yihadista, Abu Sayyaf.
 
En la galería de fotos les presentamos más detalles del "incentivo" del EI a sus militantes.