Militantes del grupo yihadista, Estado Islámico, asumieron la responsabilidad de un letal ataque perpetrado este día en una mezquita en Kuwait, donde fallecieron al menos 16 personas.

El ataque sucedió durante las oraciones de este viernes en la mezquita Imam Sadiq, en la ciudad de al-Sawaber, durante el Ramadán, mes considerado como sagrado para la comunidad musulmana.

En la declaración de ISiS, difundida a través de redes sociales, identificó al atacante como Abu Suleiman al-Muwahed y dijo que si objetivo era "destruir un templo de opositores", la manera en la que Estado Islámico se refiere a los musulmanes chiítas, informó el periódico británico "The Independent"

Durante este día también ocurrieron ataques terroristas en Francia, donde apareció una persona decapitada y hubo explosiones en una empresa gasífera y en Túnez, donde al menos dos pistoleros atacaron un hotel, causando al menos 27 muertes.