El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha decidido permitir la entrada al país a 10 mil refugiados.

Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el secretario de prensa Josh Earnest declaró que  “Estados Unidos aceptará al menos 10 mil refugiados el próximo años fiscal”. Asimismo, se indicó que las personas comenzarían a llegar en octubre.

La medida fue admitida con la intención de darle más empuje a la respuesta estadounidense sobre la emergencia migratoria.

En otra reunión a puerta cerrada con el Congreso, el Secretario de Estado, John Kerry, dijo que la cifra de refugiados en el país podría llegar a los 100 mil. Actualmente hay 70 mil refugiados en Estados Unidos, por lo que la cifra autorizada de 10 mil personas podría triplicarse.

El Departamento de Estado admitió que es muy probable que no todos los refugiados serán originarios de Siria pero si muchos de ellos, informó el periódico estadounidense “The New York Times”.