En una operación conjunta de la Marina, la Guardia Costera y la Oficina de Protección de las Fronteras de Estados Unidos un “narcosubmarino” fue interceptado cerca de las costas de El Salvador.

Según un comunicado del Servicio de Aduanas y Patrulla Fronteriza, el 18 de julio se encontró el sumergible que contenía más de ocho toneladas de cocaína.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, eran cuatro los individuos que se encontraban abordo, los cuales fueron detenidos.

Los “narcosubmarinos” son buques semisumergibles, utilizados por traficantes de substancias ilegales, en las que transportan grandes cantidades de esas drogas.

La primera “nave” de este tipo se capturó en 1993, estaba construido con madera y fibra de vidrio, no podía sumergirse completamente y navegaba a 16 kilómetros por hora, informó el portal de noticias "Business Insider".