Los líderes de Estados Unidos decidieron tomar medidas para aumentar la seguridad en los lugares que se llevarán acabo celebraciones por el Día de la Independencia, celebrado cada 4 de julio.

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, anunció el aumento de seguridad que se instaló en el estado. Los encargados de seguridad en las celebraciones serán la División de Seguridad Nacional y la Oficina de Servicios de Manejo de Emergencia.

"Somos muy conscientes de que el estado de Nueva York sigue siendo el principal blanco de los terroristas", dijo el gobernador.

Por otra parte invitó a los ciudadanos neoyorquinos a no solo divertirse y celebrar, también a ser cuidados y reportar cualquier situación extraña que vean a su alrededor.

El Departamento de Estado anteriormente también envió instrucciones a otros miembros diplomáticos, solicitando convocar a sus Comités de Acción de Emergencia, para saber que medidas de seguridad eran necesarias antes de que las celebraciones dieran inicio, informó el canal estadounidense “CNN”.