Un padre de San Francisco, en California, Estados Unidos ha dado paso a la iniciativa más conmovedora solo con crayones usados.

Según indica en la página web "The Crayon Initiative", el arte siempre ha sido una de las pasiones de Bryan Ware. Este tuvo la idea de hacer una gran obra de caridad cuando iba a los restaurantes con su esposa y sus dos hijos y veía que los crayones usados eran desechados.

Actualmente, Ware recoge esos crayones de los restaurantes y escuelas para derretirlos y crear crayones nuevos que son llevados a hospitales de niños.

"El arte ayuda a los niños hospitalizados a aliviar la ansiedad, la prestación de apoyo psicológico, y ofrece salidas creativas para la auto-expresión", detalla la organización en su portal.

Según "The Crayon Initiative", cada año entre 45 mil (20 mil kilos) y 75 mil libras (34 mil kilos) de crayones son desechados en Estados Unidos.

"La primera vez que tuve la idea de "The Crayon Initiative", en 2011, comenzó con una pequeña idea y grandes posibilidades", sostuvo a través de la página de Facebook de la organización.

En la galería de fotos les mostramos el proceso de reutilización de los crayones usados.