Este año Argentina no pudo defender uno de los símbolos nacionales que la hacen tan famosa en el mundo.

El equipo argentino  " Oktubre " que participó en el Mundial del Asado, terminó en el puesto número 53, el último lugar de la lista.

Al parecer los siete integrantes ganaron esa posición debido a que rompieron las reglas de la competencia.

Según declaraciones del propio equipo, decidieron no asar la carne en las parrillas establecidas y en su lugar hacerlo en el piso. Además de usar chimichurri y no salsa estilo barbacoa.

Ni salsa barbacoa, ni chulengo. Un zarpado chimichurri, y fuego ardiendo en el piso para arrebatarle un poco el frío a este rincón del norte de Europa”, explicaron los argentinos en su página de Facebook.

Estos resultados generaron muchas reacciones en las redes sociales y aunque muchos comentarios dan a conocer lo humillados que se sienten los argentinos, otros salieron en apoyo del equipo.

Este años el Mundial del Asado fue celebrado en Gotemburgo, Suecia y el país vencedor fue el equipo británico.