El Tribunal Supremo de España anuló una cláusula en los contratos de empresas que obligaba a sus empleados a proporcionar su número de celular o correo electrónico para comunicar cualquier tipo de información relativa al contrato o al empleo.

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo se opusó a que un contrato de trabajo haga que el empleado “voluntariamente” aporte estos datos personales, ya que considera la cláusula un tanto “abusiva”.

La sentencia a favor de los trabajadores fue dictada el lunes y a partir de ese momento la cláusula debe excluirse de los contratos.

El caso fue presentado por el sindicato de Comisiones Obreras, que denunció la cláusula que estaba estipulada en los contratos de la empresa Unisono Soluciones de Negocio SL.

De acuerdo con información del periódico español “El País”, el Supremo considera que los datos no son necesarios para el cumplimiento del contrato de trabajo ya que la relación labora ha tenido buenos resultados sin la necesidad de estas herramientas.