Si alguna vez te has preguntado por qué hay menos mujeres con altos cargos en las industrias creativas, podría ser porque las personas asocian típicamente a los hombres con la habilidad de pensar “fuera de la caja”, según un nuevo estudio estadounidense.

La investigación, publicada en la revista Psychological Science, encontró que el trabajo y los logros de los varones se evalúan como más creativos que los producidos por las mujeres.

“Nuestra investigación muestra que las creencias sobre lo que se requiere para ‘pensar de forma creativa’ se superponen sustancialmente con el contenido único de los estereotipos masculinos, creando un sesgo sistemático en la forma en que se evalúa la creatividad de los hombres y de las mujeres”, dice el investigador principal, Devon Proudfoot, de la Escuela de Negocios Fuqua de la Universidad de Duke.

Y agregó: “Cuando la gente piensa en ‘creativos’, por lo general imagina cualidades como la toma de riesgos, audacia y la autosuficiencia, características normalmente atribuidas a los hombres, pero no a las mujeres”.

En un estudio en línea, Proudfoot y sus colegas eligieron al azar 169 participantes para leer acerca ya sea de un arquitecto o un diseñador de moda. A algunos se les dijo que el profesional era masculino y a otros se les aseguró que era una mujer.

Los participantes luego vieron tres imágenes de la obra realizada por la persona y se les pidió evaluar los diseños en su creatividad, originalidad y el pensamiento divergente.

El arquitecto de sexo masculino fue juzgado como algo más creativo que la arquitecta femenina, a pesar de que sus creaciones eran exactamente idénticas.

Sin embargo, no hubo pruebas de una diferencia de género en las calificaciones de la creatividad de los diseñadores de moda: los estereotipos masculinos tradicionales pueden ser más difíciles de aplicar a esta actividad.

Los investigadores indicaron que el resultado “sugiere que el sesgo de género en los juicios de creatividad puede afectar a los resultados económicos tangibles para los hombres y las mujeres en el lugar de trabajo”.

Proudfoot continuó: “En lo que sugiere que las mujeres son menos propensas que los hombres a que su pensamiento creativo sea reconocido, nuestra investigación no sólo apunta a una única razón sobre por qué ellas pueden ser sobrepasadas en los puestos de liderazgo corporativo.

También sugiere por qué las mujeres siguen estando en gran medida ausentes de los círculos de elite dentro de las industrias creativas”.