El que debió de ser un intento para lograr la paz, ha fracasado.

Se trata del Gobierno palestino de unidad, formado en junio de 2014 por las principales facciones palestinas y que tenía como objetivo la reconciliación entre el movimiento de resistencia islámica Hamás, y Al Fatah, el partido que encabeza el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

Con esta dimisión, se certifica el fracaso del proceso de paz entre los dos principales grupos palestinos. Este "gobierno de reconciliación" nació con el objetivo de terminar con años de sangrienta división política y geográfica.

Una de las razones por las que se ha fragmentado, es porque no se han alcanzado los acuerdos propuestos. Por ejemplo, conseguir la unidad y la cooperación entre Hamas y Al Fatah en Cisjordania, así como convocar a elecciones en Palestina. Desde 2006, los ciudadanos no acuden a las urnas, entre conflictos internos y externos, como la guerra de 50 días de Israel contra Hamás en la Franja de Gaza, en 2014.

En la galería de fotos encontrarán 3 claves sobre esta decisión y las consecuencias que puede llevar. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.