El pasado miércoles una mujer yihadista identificada como Hasna Aitboulahcen, vinculada con los atentados terroristas del viernes 13 de noviembre en París, perdió la vida durante una redada policial en el suburbio parisino de Saint-Denis.

Para evitar ser capturada la sospechosa se inmoló detonado un cinturón de explosivos en el edificio donde se llevaba acabo la operación.

Antes de suicidarse la mujer de 26 años cruzó palabras con un policía, el cual le cuestionó por sus cómplices. El objetivo principal del operativo era Abdelhamid Abaaoud, considerado el “cerebro” de los atentados de París.

De acuerdo al periódico español "ABC", Aitboulahcen es la primer mujer suicida en Occidente.