El pasado lunes, el Eurogrupo y Grecia llegaron a un acuerdo para poder negociar un tercer rescate económico. Alexis Tsipras, primer ministro griego, tuvo que aceptar una serie de condiciones más fuertes que todas las rechazadas con anterioridad, para así poder evitar una catástrofe económica peor a la que ya vive el país. 

Entre los puntos más polémicos del acuerdo firmado el pasado lunes se encuentra la creación de un fondo de privatizaciones. El Eurogrupo exigirá a Grecia que se comprometa a pagar 50 mil millones de euros, los cuales deberá cubrir de las privatizaciones en el país. Para tener en contexto, Grecia tenía que pagar mil 550 millones de euros el pasado 30 de junio, pago que no hizo puesto que no tenía el dinero suficiente. 

¿Cómo lo pagará? 

El objetivo es privatizar algunos de los servicios que brinda el Estado, el cual ha sido una constante en los rescates financieros a Grecia desde 2010. 

Grecia tiene planes para vender los aeropuertos en las islas y el puerto del Pireo, el mayor puerto marítimo del país. De acuerdo a BBC, es probable que estos sitios reciban inyecciones de capital como parte de un próximo rescate.  

"Nunca lo pagará": Washington Post

De acuerdo a la publicación estadounidense, Grecia no podrá pagar su deuda por ser insostenible, algo en lo que analistas financieros del mundo han coincidido: "Es una historia simple. En los últimos meses, el Gobierno griego pidió más dinero del que debía y la economía creció menos de lo que se suponía. Así que, no solamente Atenas tiene más que pagar, también tiene menos capacidad de hacerlo".