Un exalumno de la escuela preparatoria prestigiosa St. Paul en New Hampshire, en Estados Unidos, fue declarado culpable de cargos menores por violación y condenado a un año en prisión.

Owen Labrie, de 20 años, se enfrentaba a 11 años de prisión por delito sexual. Sin embargo, los miembros del jurado absolvieron al joven de los cargos más graves.

"Creo que usted no es el ángel como retratado las cartas de apoyo presentada en su nombre", declaró el juez del Tribunal Superior del Estado, Lawrence Smukler. "Pero tampoco que el diablo como retratado por la fiscalía".

En 2014 los fiscales lo acusaron a Labrie de violar a una niña de 15 años de edad en las instalaciones de la institución.

Al parece su actitud se debió a un un ritual llamado "Senior Salute" en el que los jóvenes compiten por sostener relaciones sexuales más mujeres vírgenes, informó la cadena de televisión "NBC News".