Un informe realizado por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), en conjunto con el automóvil club suizo (TCS), concluyó que un automóvil obscuro puede resultar ser más caliente que uno blanco si se exponen durante una hora al sol.

El estudio se realizó con la intención de demostrar los riesgo que conllevan la altas temperaturas en los automóviles.

Tras haber expuesto un automóvil blanco y uno negro al sol durante 60 minutos, se logró medir que el automóvil con carrocería obscura absorbe 20 grados más que la pintura clara.

Debido a este resultado el estudio adviertes que tocar la superficie de un auto que fue expuesto al sol durante 10 minutos puede ocasionar una quemadura en a piel grave.

El estudio también advierte que permanecer dentro de un automóvil estacionado bajo la radiación solar, en temperaturas externas de 35 grados sin aire acondicionado, puede ser peligros debido a que la temperatura en el interior puede elevarse a más 50 grados.

Debido a este tipo de riesgos el RACC recomienda permanecer el menor tiempo posible dentro con especial atención a los niños y a las mascotas, además de reducir las temperaturas del automóvil momentos antes de usarlo.