1.- Elecciones generales

El año 2016 llegó con un intenso aire político. El próximo 15 de mayo los dominicanos acudirán a las urnas para escoger sus nuevos representantes en el gobierno. Con casi ocho mil millones de pesos, la Junta Central Electoral realizará los comicios que no solo definirán quién será el nuevo presidente de la República sino también las nuevas figuras legislativas y municipales, luego de 20 años (desde 1996) celebrando elecciones separadas. Más de 4,200 cargos se definirán en las urnas. 

2.- Cumbre de Las Américas

En junio de este año, por segunda vez (la primera fue en 2006), República Dominicana será sede de la Cuadragésimo-Sexta Sesión Ordinaria de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Los 34 países miembros de esta comunidad hemisférica llegan a suelo dominicano para tratar aspectos políticos, integración de pueblos de las Américas, entre otros tópicos de la agenda mundial. Incluye el tema de derechos humanos, materia en la que el país ha sido sometido a cuestionamientos e investigaciones por dependencias del organismo regional. 

3.- Dramáticos capítulos de la Justicia

Sacudida por denuncias y cuestionamientos que surgieron desde el Ministerio Público, la Justicia tiene pendiente la celebración de juicios contra la suspendida jueza Awilda Reyes y el renunciante miembro del Consejero del Poder Judicial Francisco Arias Valera, acusados de cambiar sentencias a cambio de dinero en el ejercicio de sus funciones. Se espera que también comience el juicio a exempleados de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), sometidos luego de que un arquitecto contratista se suicidara y dejara una nota que denunciaba una mafia en la institución. La quiebra del Banco Peravia, los asesinatos del alcalde Juan de los Santos y los de varios regidores son algunos de los casos más sonados que están en proceso o pendientes. 

4.- Cumbre CELAC

La agenda de este año incluye además la Cumbre de Presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que traerá al país a 33 presidentes y jefes de Estado en marzo. En la primera reunión de coordinación con dependencias del Gobierno Central, el canciller Andrés Navarro dijo que espera que este año “sea de brillo en las relaciones exteriores de la República Dominicana”. Desde este enero, el país asume la Presidencia Pro Témpore de la CELAC.

5.- Segunda vuelta electoral de Haití

Dentro de 12 días el Gobierno haitiano realizará la segunda vuelta electoral de las presidenciales, según informó el pasado viernes el presidente Michel Martelly, quien concluirá su gestión de cinco años el próximo 7 de febrero. Aunque la Comisión Independiente de Evaluación Electoral denunció “serias irregularidades” en la primera vuelta de las elecciones presidenciales y la segunda ronda de las legislativas, celebradas el 25 de octubre pasado, el pueblo haitiano se prepara para elegir en este nuevo año a un nuevo Jefe de Estado. Varios puntos de la agenda bilateral con República Dominicana quedan en expectativa y un tanto en incertidumbre, a la espera de la culminación del proceso en Haití. 

6.- Cumbre CELAC-UE

El país también será anfitrión durante este año de la Cumbre de Cancilleres CELAC-UE, a la que asistirán unas 60 delegaciones del hemisferio y del continente europeo, encabezadas por sus ministros de relaciones exteriores. En este encuentro intercontinental se hablará sobre desarrollo regional, pobreza, infraestructura, agua, medio ambiente, atención a los cambios climáticos, derechos de la mujer, derechos de los niños, niñas y adolescentes y seguridad, entre otros temas. 

7.- Fomento de la vivienda

El pasado 30 de diciembre el Gobierno declaró el 2016 como el “Año del Fomento a la Vivienda”. La Constitución de la República Dominicana en su artículo 59 establece que el Estado debe fijar las condiciones necesarias para hacer efectivo este derecho y promover planes de viviendas y asentamientos humanos de interés social. Según estudios de la organización Ciudad Alternativa, el déficit cuantitativo de viviendas es de más de 900 mil unidades. Si se le suma el “cualitativo”, que es de más de un millón de unidades, el déficit total, compuesto por las unidades faltantes y las precarias, es de más de dos millones, estima el Observatorio de Derecho a la Ciudad, de Ciudad Alternativa.