El presidente de Bolivia, Evo Morales, reveló este miércoles que su Gobierno estudia la posibilidad de realizar un juicio internacional contra Chile por el uso “unilateral e ilícito” del manantial Silala, que nace en territorio boliviano y surte a gratuidad el norte chileno.

Bolivia argumenta que es dueña del manantial Silala, que nace en el departamento andino de Potosí (suroeste) y alimenta sin costo con 300 litros de agua por segundo a regiones del norte chileno, mientras que Santiago asegura que este es un río de cauce sucesivo y natural.

“He instruido a Diremar (Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima) que estudie las alternativas jurídicas para asumir la defensa de nuestras aguas del Silala ante las instancias internacionales competentes”, anunció Morales en un acto público por el Día del Mar.

“Cada día, Chile se aprovecha ilegal y arteramente de ese recurso natural sin compensar ni un centavo. Este acto abusivo y arbitrario que vulnera nuestro patrimonio no puede continuar”, sentenció Morales.

El gobernante boliviano reiteró previamente su llamado a Chile a “un diálogo franco y sincero” por una salida soberana al mar, simultáneo al juicio que dirimen ambos países ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, por una negociación “de buena fe” por un acceso soberano al mar.

“Sin embargo, para que este propósito se haga realidad resulta imprescindible que resolvamos los demás temas pendientes de la agenda bilateral como el relativo al uso y aprovechamiento unilateral e ilícito por parte de Chile de las aguas bolivianas de los manantiales del Silala”, sostuvo.

Morales manifestó que “el negacionismo es el peor camino elegido” por Chile al plantear que “no queremos más enfrentamientos, no queremos más desencuentros” (...) “Queremos ser no sólo vecinos, queremos ser hermanos”, arengó.

Respuesta chilena

El canciller chileno Heraldo Muñoz advirtió el miércoles que su país podría “contrademandar” si Bolivia cumple su amenaza y acude a tribunales internacionales por el supuesto uso “unilateral e ilícito” por parte de Chile del manantial Silala, que nace en suelo boliviano.

“Chile también podría contrademandar. Tenemos claridad que es un río internacional de aguas continuas y nos asisten derechos constantes respecto a este río internacional”, explicó Muñoz en conferencia de prensa en respuesta a las declaraciones de Morales.

“Estamos preparados para cualquier eventualidad”, agregó el funcionario chileno, quien advirtió que es imposible retomar las relaciones diplomáticas entre ambas naciones –suspendidas desde 1978– si su vecino sigue instalando demandas en organismos internacionales.