Vigilados por los que en una ocasión fueron sus compañeros de trabajo, exagentes y  Familiares de agentes activos de la Policía Nacional realizaron ayer su tercera marcha frente al Congreso Nacional en reclamo al Estado dominicano de un aumento salarial, “ya que con el sueldo que hoy tienen no pueden sacar a su familia adelante”, dicen.

Con pancartas en manos, esposas, hijos, padres, hermanos y amigos unieron sus voces para expresar su rechazo a las condiciones precarias en la que viven y trabajan los agente del país.

Gritaban “no más sueldo cebolla”, “un día sin policía”, entre otros eslogan para demostrar su descontento con su realidad.

Frente a todas las protestas el vocero de  Policía Nacional, Nelson Rosario, reiteró a sus miembros lo que hace días había manifestado,  la prohibición que tienen de participar en manifestaciones públicas.