El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales celebró ayer el Día Mundial de los Océanos e hizo un llamado de atención a la población para que aúne esfuerzos a fin de proteger y mejorar los mares y sus recursos de las amenazas de la contaminación.

Al encabezar una conferencia magistral sobre “La Riqueza de Nuestros Océanos: Biodiversidad de Mamíferos Marinos en la Hispaniola”, el ministro Bautista Rojas Gómez junto a Ydalia Acevedo Monegro, viceministra de Recursos Costeros y Marinos, exhortó a cuidar los mares por ser una fuente de vida y riqueza para la humanidad.

La conferencia mencionada  estuvo a cargo de la bióloga Liliana Betancourt, quien puso de relieve, al igual que Acevedo Monegro,  el valor de los mares y los desafíos para librarlos de toda fuente de contaminación tóxica y de desechos.

Liliana Betancourt se refirió a uno de los recursos de mayor valor de los mares del país, que son los mamíferos, en particular las ballenas jorobadas, que cada año se dan cita en la Bahía de Samaná, que representa un atractivo y fuente turística para generar recursos.

Entre las amenazas que afectan a los océanos y sus recursos citaron los efectos causados por el hombre con la acumulación de plásticos, principalmente microplásticos, que tienen repercusiones no sólo ambientales sino que afectan a las economías de los países en desarrollo.