Con el lema “Ya conoces las cifras, vamos a conocer los rostros”, Techo culminó exitosamente sus trabajos comunitarios de Semana Santa.

En esta ocasión, la organización trabajó de forma paralela en la construcción de viviendas de emergencia junto a siete familias de la comunidad de Villa Hortensia, en Santiago de los Caballeros, y en la encuesta masiva a más de 180 familias en Boca Chica. En ambas actividades participaron 200 voluntarios.

Los trabajos de Semana Santa formaron parte de las actividades del año más importantes de Techo en las comunidades donde trabaja.

Este año se trató de la construcción masiva de siete viviendas de emergencia en Villa Hortensia, comunidad ubicada en Santiago de los Caballeros donde Techo abrió recientemente su oficina regional. A su vez, y de forma simultánea, se aplicó en la comunidad El Valiente, en Boca Chica, la Encuesta de Caracterización de Hogares a más de 200 familias donde la organización comenzó a trabajar este año.

Estas encuestas son un insumo clave para el diagnóstico preliminar que la organización hace en las comunidades para luego, gracias a labor de voluntarios y la comunidad, se llevan a cabo programas y proyectos que den respuesta a las problemáticas identificadas.  

Como organización que busca la consciencia y acción social en los jóvenes que participan, el lema de estos trabajos de Semana Santa buscó tener una reflexión crítica sobre la realidad en que viven cientos de familias en asentamientos humanos empobrecidos en el país, y a su vez una invitación a trabajar y participar activamente junto a las familias, entendiendo que son los pilares para construir ciudadanía, derribar prejuicios y consolidar vínculos afectivos.

Con la culminación de estas actividades, Techo logró aplicar la encuesta de Caracterización de Hogares en tres comunidades del país y lleva construidas más de 890 viviendas de emergencia en más de 51 comunidades del país.

Para 2016, planea trabajar activamente en seis comunidades, consolidar cuatro mesas de trabajo y construir viviendas de emergencia junto a 80 familias de asentamientos humanos.